CALA PREGONDA. MENORCA. UNA PLAYA DE PORTADA.

//CALA PREGONDA. MENORCA. UNA PLAYA DE PORTADA.

Queridos playólogos. No se si sabéis que he tenido la suerte de recorrer decenas de veces las 197 playas y calas de Menorca, las que recojo en mi guía de “Todas las playas de Menorca” Y por eso me han pedido que escoja una playa entre todas las de esta isla balear. Una playa de portada. Pero solo una. ¡Están locos! Porque después de haberlas conocido y retratado todas para mi resulta casi tan difícil como para el jurado de Miss Mundo, que tiene que elegir una sola entre decenas de caritas perfectas.

 

Menorca, amigos míos, está llena de bellezas de razas muy dispares, porque aquí las hay tanto de arena fina como de grava, más grandes o más chicas, más rubias o más tostadas, más calmas o más ventosas, y quedarse solo con una es casi tan difícil como escoger un queso entre todos los que se producen en la isla. Que no son pocos (y cada cual más sabroso).

Pero venga, va, voy a escogeros mi playa favorita del norte de Menorca, una playa de portada:

“And the winner is”… ¡Cala Pregonda la carita pecosa del norte de Menorca!

Una isla con dos caras diferentes.

Pero esta isla tiene dos caras diferentes. Es la cara del norte y la del sur, que nada tienen que ver la una con la otra. Son… como dos personas distintas. Con dos personalidades diferentes. Debidas ya no solo a su heterogénea naturaleza geológica sino también al clima, a la poderosa tramontana, ese viento del norte que se lo lleva todo, que esculpe las piedras con los chorros de arena que arrastra y que moldea las cabelleras de los arbustos como si de un tremendo fijador se tratara. Y mientras, al sur, como si nada. Como si viviera en otro mundo, ajeno a lo que acontece unos kilómetros más arriba.

Cala Pregonda Menorca

Cala Pregonda

Allí abajo, en el sur de Menorca, las playas son totalmente diferentes a las del norte y muy parecidas entre sí: brotan entre los acantilados, al final de las torrenteras, siendo todas de arena blanca y fina, como la harina, mientras que al norte conviven todo tipo de playas (de piedras, de grava, de arena…). Por eso hoy quiero hablaros solo de esa costa multiétnica del norte de Menorca. Porque me encanta. Porque la adoro. Y porque en muy poco espacio regala playas de formas y colores muy dispares.

Y ahora… dejadme que os hable de esa carita tan preciosa. La de tez sonrosada llena de pequitas. La de Cala Pregonda, una playa muy singular debido a su naturaleza geológica. Sus arenas rosadas deben su color a las rocas de origen subvolcánico que afloran justo aquí, en este museo mineral al aire libre. Esta playa de postal es tan fotogénica que ha sido desde la portada de dos discos de Mike Olfield hasta la protagonista del spot de una reconocida marca cervecera. Mike Oldfield adora las Baleares y las islas en general, y prueba de ello es que no solo incluyó cala Pregonda en la portada de su cuarto disco Incantations (1978). Los islotes de Es Vedrá y Es Vedranell, en Ibiza, fueron portada de su famoso disco Voyager. Posteriormente, en 2011, Mike Oldfield reeditó el disco Incantations volviendo a ser protagonistas los arrecifes de cala Pregonda. En la primera ocasión fue Trevor Key el fotógrafo autor de la imagen, donde se veía a Mike Oldfield posando en la playa en un día de temporal, y en la segunda ocasión fue autoría del fotógrafo menorquín Sús Camps, cuya preciosa imagen nocturna de los arrecifes acaparó todo el protagonismo.

Portada disco Mike olfield Cala Pregonda

Es… la playa que hubiera imaginado Peter Pan para su isla del tesoro. Uno de esos rincones que se te quedarán gravados en la retina de por vida. Uno de esos lugares a los que hay que ir al menos una vez en la vida. Un amor platónico. Una locura sin cura. Uno de esos lugares que primero hay que soñar… para luego vivir.

QUÉ HACER EN CALA PREGONDA: RUTA CALA PREGONDA.

 

Además de darse un chapuzón épico y flipar haciendo fotos y fotos (alguna podría ser intentado imitar la portada del disco de Mike Oldfield), cuando vayas a cala Pregonda yo no dejaría de:

Acercarme nadando hasta la playa de Damm y de Peter Pan.

Parece mentira que una islita de origen subvolcánico tan pequeña como la que emerge frente a Cala Pregonda haya podido engendrar una niña rubia tan guapa y fotogénica, una modelo de los pies a la cabeza que lo mismo posa para la portada de un disco de Mike Olfield que para el spot de una conocida marca cervecera. Se llama Escull Llarg, y es la playita que hubiera imaginado Peter Pan para su isla del tesoro. La muy pícara se esconde bajo las faldas de su madre –la famosa e imprescindible Cala Pregonda, una de las más bellas del Norte de Menorca– para protegerse de los vientos malos y de las miradas indiscretas. Pero yo ya la he descubierto. ¿Y tú? ¿Por qué no te acercas nadando la próxima vez que vengas? Son cuatro brazadas y ya estás en el cielo.

Playa anuncio estrella damm

Esperar al ocaso en S’Embarcador.

Apenas hay que caminar 250 m para cambiar de género sin salir del paraíso: de femenino a masculino, de Pregonda a Pregondó, otro arenal de ensueño que se disfruta tanto de día como al ocaso, cuando las luces languidecen y los bañistas retornan a sus casas. Entonces lo prefiero. Porque siendo un lugar tan concurrido se disfruta más en la soledad que precede al final del día. Por eso merece la pena esperar a que todos se vayan, a que el crepúsculo se apodere de esta pequeña bahía pintándola de colores sutiles con su brocha divina. ¡Espera, no te vayas aún! Aguanta hasta que el faro de Cavalleria se encienda… y gozarás viendo la arena ponerse al rojo vivo y las nubes reflejarse sobre el espejo salino. Es mi momento, la hora mágica de los tomadores de vistas, cuando plantamos el trípode apresurados queriendo capturar la fugacidad del instante. Y mientras espero a que se obre el milagro, me gusta imaginar cómo debió de haber sido la vida de sus antiguos pobladores, los romanos que dieron forma en esta playa a un pequeño puerto de mercancías protegido del oleaje por los escollos. De ahí le viene el nombre de s’Embarcador.

Puesta de son playa Pregondo Menorca

Aislarme del mundo en Son Mercaduret.

De las cuatro playas que hay en Cala Pregonda esta es la más pequeña y apartada de todas, pero no por ello la menos agradable. Si vas a venir en pareja puede que este sea tu rincón preferido, porque las vistas de toda la cala desde aquí son excepcionales, y además tiene unas proporciones (10 m de largo por 3 o 4 m de ancho) hechas a medida para dos. Los fondos que la rodean son de arena y roca, repletos de vida, tanto como los de los islotes que tienes a tiro de piedra, así que tráete las gafas de buceo contigo porque las vas a disfrutar como nunca.

Cuando Dios creó el mundo debió de haber puesto todo su empeño para dar forma a este curioso rincón mineral: esculpió las rocas, las pintó de colores delirantes y entre medias dejó este puñadito de arena que agrada a la vista tanto como al tacto.

A su lado sembró esas plantas que llaman pioneras porque son las primeras capaces de echar raíces sobre la inestabilidad de las arenas. Entre todas ellas la más sabrosa es el fonoll marí (hinojo marino o Crithmum maritimum), que aguanta pertinente sobre las rocas las salpicaduras del spray salino. Aunque está en peligro de extinción y ya no se permite su recolección (ahora vienen “de fuera”), esta planta carnosa forma parte del recetario tradicional insular desde siempre, cuando se consumía en ensaladas después de haber estado en salmuera y macerando en vinagre de vino blanco durante una temporada. Pero lo más importante es que atesora grandes cantidades de vitamina C, característica que aprovecharon los navegantes de antaño para evitar el escorbuto durante sus largas travesías. A falta de naranjas, bueno era el fonoll. Bueno y más fácil de conservar. Auténtica medicina natural.

Cala Pregonda menorca fotos

Playa Mercaduret

Explorar unas calitas perfectas para ver la gente pasar (y no molestar).

Seguro que no te has fijado en las calitas de arena fina tan recogidas y discretas que hay en la orilla derecha de Binimel·là. Pues la próxima vez que vayas búscalas, camina un poco y vete descubriéndolas, que hay cuatro chiquititas, hechas como de bolsillo, para que puedas disfrutarlas en pareja, en familia o como te venga en gana. Incluso hay una que yace en una suerte de pozo mineral por el que pasa el agua bajo la roca, con una cueva donde penetra la arena tierra adentro. Si vas un día con viento de levante ya verás lo a gustito que se está viendo toda esa gente pasar hacia Pregonda, protegidos de la brisa y gozando del final del día, cuando el sol te acaricia el cuerpo con amabilidad y delicadeza mientras se precipita tras el horizonte. A mi la que más me gusta es la del final, la de esta imagen. ¿Vamos a verla?

Cala Pregonda fotos

Playa Binimel·là

Hacerse fotos en un museo mineral al aire libre.

De Cales Morts solo se acuerdan los mentores de su controvertido jardín anónimo de hitos codolencs, un museo mineral al aire libre donde se expone conjuntamente tanto la geología pura de esta pedazo de isla como el fruto del afán artístico de centenares de peregrinos anónimos. Ya los verás: decenas de hitos formados por piedras superpuestas –còdol sobre còdol– como enseñando al mundo cómo se ha de reconstruir un país: piedra a piedra y entre todos. Esta playa es más para ver y recapacitar que para gozar del baño. Para ello ya tenemos Cala Pregonda unos pasos mas allá.

foto cala pregonda Menorca

Cales Morts

Animarse a recorrer parte del Camí de Cavalls.

La etapa 6 es la que pasa por Cala Pregonda, comienza en Binimel·là y termina en Els Alocs. Esta etapa es recomendable solo para los más aguerridos senderistas, ya que es muy dura por la cantidad de pendientes que hay que superar. La etapa 5 se puede comenzar en Binimel·là y terminar en Cala Tirant. Esta etapa es relativamente sencilla porque se puede hacer en dos porciones. La primera mitad une Cala Tirant con la carretera del Faro de Cavallería y es la porción menos dura. La segunda es, quizás, la más bonita, pero también la que tiene más desnivel. Caminarás por terrenos inhóspitos de colinas desiertas y calas salvajes. Encontrarás rincones de belleza excepcional y gozarás de dos de las mejores playas de la isla.

No se si sabes que en mi guía de “Todas las playas de Menorca” dedico muchísima información al Camí de Cavlls, y que soy el único autor que relata, etapa por etapa, lo mejor y también lo peor de cada etapa, con mi puntuación personal andando y en bici, distancia, pendiente, tiempo estimado, etc. Merece la pena echarle un vistazo. ¡De verdad!

CALA PREGONDA: FICHA PRÁCTICA.

Cala Pregonda es una playa que, aunque haya que caminar, merece la pena recomendarla no solo para senderistas, pues se trata de una de las más impresionantes de la isla, una auténtica Meca a la que todos deberíamos ir ni que fuera por una vez en la vida. Pero eso ya lo saben todos, por eso cuando vayas en pleno mes de las masas te la encontrarás llena hasta la bandera aunque haya que andar 1.900 m, tanto de bañistas “de a pie” como barcos fondeados de todas las esloras (y, si no me crees, échale un vistazo en Google Earth). La playa de Pregonda en la costa norte es como Cala Mitjana en la sur, un arenal famoso, “de foto”, aunque solo la Pregonda puede decir que haya sido portada de dos de los discos de Mike Olfield.

Cala Pregonda. Casa:

¿Tú tambin afirmas que no se puede considerar del todo virgen? ndicadores hacia Fornells. paisaje desde tan elevado promontorio. Las vistén afirmas que no se puede considerar del todo virgen? ¿Te llaman la atención esas casas? Ya sabemos todos que Cala Pregonda es una playa muy valorada y, por ende, muy cotizada, pero no tanto como los tres chalets construidos sobre la arena que están a la venta por “tan solo” 9 millones. Uno tiene 12 habitaciones, 10 baños, capilla, helipuerto… pero vencía la concesión administrativa en 2018… Aunque no te lo creas, el chalet blanco (el más escandaloso) lleva construido sobre estas arenas finas de tonos rosados al menos desde antes del año 1956. Prueba de ello es que se ve bien claro en las fotografías aéreas del famoso “vuelo americano”.

Cala Pregonda destaca por:

Los islotes (protagonistas de las portadas de Mike Oldfield) que emergen frente a la playa (que la protegen del oleaje que levanta la tramontana) y por sus dunas y su vegetación, que se alzan verticales a sus espaldas.

¿Quieres saber cómo ir a cala Pregonda?

Pues solo se puede llegar en coche o en taxi, porque no hay bus. ¡Y caminar 1.800 m, claro!

Cala Pregonda. Cómo llegar:

A pie por el Camí de Cavalls desde el parking de la playa de Binimel·là (situada a unos 8 km de Mercadal). El tramo que hay que caminar está transitadísimo, en buen estado y es de tan solo 1.800 m (baja hacia Binimel·là primero y luego camina hacia poniente por el camino señalizado). Merece la pena el esfuerzo. Para llegar a Cala Pregonda tienes que llegar primero a Binimel·là y aparcar en su parking gratuito. No hay transporte público que no sea un taxi.

Yendo de Es Mercadal hacia Fornells por la Me-15 se llega a una rotonda donde si se toma la tercera salida y se van siguiendo los carteles indicadores se llega sin mayores problemas hasta el parking de la playa después de conducir 8 km.

Cómo llegar a cala Pregonda desde Ciutadella:

Toma la carretera hacia Mahón y cuando llegues a Es Mercadal sigue los carteles indicadores hacia Fornells.

Cala Pregonda. Servicios:

Ninguno, así que no te olvides de llevar agua, comida, etc.

Cala Pregonda. Dónde comer:

No busques restaurante cala Pregonda porque no existe. Aquí no hay nada, ni un mísero chiringuito, pero junto al parking de Binimel·là te vas a encontrar con el Restaurante Binimel·là, donde se puede comer y tomar algo sin grandes pretensiones. A mi lo que más me gusta es tomarme un cervecita al final de la tarde en la terraza, viendo el paisaje desde tan elevado promontorio. Las vistas no tienen precio.

Cala Pregonda. Dónde alojarse:

No hay ningún hotel en la playa. Ni tampoco cerca.

CALA PREGONDA. MENORCA. UNA PLAYA DE PORTADA.
5 (100%) 2 votes
2018-08-27T09:28:33+00:00julio 4th, 2018|PLAYOLOGIA|1 Comment

One Comment

  1. Juan José Herrera 28 agosto, 2018 at 1:03 pm - Reply

    Si señor de las 50 calas que he visto de menorca sin duda alguna Pregonda es mi favorita.

Leave A Comment

error: Contenido con derechos de autor ;)